Mitsubishi finalmente no abandona el mercado europeo y asegura su presencia con la ayuda de Renault. A partir de 2023, la marca venderá dos “modelos hermanos” fabricados en Europa por Renault, pero con diferenciaciones, que reflejan el ADN Mitsubishi.

 

A mediados del año pasado Mitsubishi anunciaba su marcha del mercado europeo, una decisión tomada como parte de un plan de reestructuración de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Ahora bien, pese a este anunció la marca presentó en esa región a finales del año pasado el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross PHEV.

 

 

El Mitsubishi Eclipse Cross PHEV es una variante híbrida enchufable potenciada por dos motores eléctricos (uno en cada eje), que se combinan con un motor 2.4 litros MiVEC a gasolina de ciclo Atkinson. Sus prestaciones son todavía un misterio, pero se estima que podría generar una potencia combinada de 220 hp y recorrer hasta 45 km en modo eléctrico.

 

El Eclipse Cross PHEV Empezará a venderse en Europa el próximo mes de marzo, su disponibilidad fuera de esa región está por verse.

 

Publicidad – continúa abajo

La llegada de este nuevo modelo y la nueva generación del Mitsubishi Outlander, han permitido a la firma japonesa plantear una nueva estrategia que le permita mantenerse en el competitivo mercado europeo. Y es aquí donde aparece Renault, quienes disponen de fábricas en Europa trabajando por debajo de su capacidad.

 

De esta manera, a partir de 2023 Renault fabricará en esas instalaciones dos nuevos modelos para Mitsubishi. Esto le permite a Mitsubishi ahorrarse dinero en desarrollo y certificaciones, al igual que potenciar la marca en esa región, al mismo tiempo que se consigue más trabajo para Renault.

 

Todavía se desconoce los nuevos modelos de Mitsubishi que serán lanzados al mercado bajo la plataforma de Renault.

 

Publicidad – continúa abajo