Lexus presentó en Costa Rica el nuevo UX300e. Es el primer auto 100% eléctrico de la compañía, y que hasta hace poco solo se vendía en Asia y Europa. Costa Rica se convierte así en el primer país de Latinoamérica donde se puede comprar, el mercado con más autos eléctricos per cápita de la región.

 

 

Como su nombre lo indica, el Lexus UX300e es la versión eléctrica del Lexus UX. Su presentación oficial tuvo lugar en China en 2019. Es en esencia es un Lexus UX 250h (híbrido) convertido a eléctrico. Además, comparte algunos componentes con el Toyota C-HR. Estéticamente, no varía respecto al resto de la familia UX.

 

Especificaciones

Entrando en detalles mecánicos, el UX300e almacena su energía en una batería ubicada en el piso del vehículo entre los dos ejes, la cual tiene una capacidad nominal de 54.3 kWh y que le otorga una autonomía eléctrica de hasta 315 km con rines de 17″, o 305 km si se optan por rines de 18″.

 

Por su parte, el motor eléctrico encargado de potenciar el vehículo se encuentra en el eje delantero y es capaz de entregar el equivalente a 201 hp y 221 lb-pie. Al igual que la gran mayoría de eléctricos, dispone de varios modos de conducción, así como levas al volante, para ajustar el nivel del sistema de frenado regenerativo.

 

El Lexus UX300e puede recuperar hasta el 80% de su energía en 50 minutos utilizando un puerto de carga rápida, mientras que utilizando sistemas más convencionales lo puede hacer en menos de 9 horas. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 7.5 segundos.

 

Publicidad – continúa abajo

Su equipamiento contempla ocho bolsas de aire, control de estabilidad y un paquete de ayudas con freno autónomo de emergencia, alerta de salida de carril, control crucero adaptativo y monitor de punto ciego. Por supuesto, no puede faltar Apple CarPlay y Android Auto, asientos en cuero, iluminación LED, entre otras cosas.

 

Disponibilidad

El Lexus UX 300e se fabrica en Japón y su precio en Costa Rica inicia en unos interesantes 63,900 dólares. No sabemos si este en planes para nuestro país, lo cierto es que en Panamá todavía estamos en pañales en cuanto a lo que electrificación se refiere, versus nuestros países vecinos.

 

En Panamá, desde antes de la pandemia no se notaba interés alguno por parte de la ADAP en negociar con el gobierno y sentar las bases de una legislación más favorable para el desarrollo de este segmento (como tampoco lo han hecho para mejorar la seguridad de los vehículos que se venden localmente).

 

Por otro lado, ahora existe un proyecto de ley en la asamblea que busca impulsar el desarrollo de esta industria, pero todavía no hay nada concreto. Ahora bien, la crisis actual del país podría atrasar aún más cualquier iniciativa hacía la electrificación.

 

Galería: Lexus UX300e

 

Publicidad – continúa abajo