Mercedes presentó dos nuevos sedanes eléctricos, los EQE 43 y 53. Ambos, se convierten en los modelos de entrada a la división de deportivos eléctricos de Mercedes-AMG y ambos tienen tracción integral 4Matic de serie. Empezarán su vida comercial a finales de este año con la mira puesta en Porsche y Tesla.

 

 

Como su nombre lo sugiere, el AMG EQE es el equivalente eléctrico a las versiones firmadas por AMG de la Clase E convencional (a gasolina). A nivel diseño, las diferencias versus un EQE normal son sutiles, tanto en el exterior como en el interior. La parrilla tiene el característico diseño Panamericana de los modelos AMG, tiene un discreto alerón y acabados en negro brillante.

 

Dos configuraciones mecánicas

Entrando en detalles mecánicos, se anuncian dos versiones. En la versión de acceso AMG EQ3, la potencia proviene de dos motores eléctricos específicos de AMG, uno por cada eje. Este tren motriz es capaz de entregar 469 hp y 632 lb-pie de torque máximo, manejado a través de una caja automática de una velocidad que distribuye la potencia en las cuatro ruedas.

 

Esto se traduce en un 0 a 100 km/h en 4.2 segundos y una velocidad máxima de 210 km/h para el sedán de acceso. Por su parte, en el AMG 53 la potencia de ambos motores se incrementa hasta los 617 hp y 700 lb-pie de torque máximo. Ahora bien, este modelo se beneficia de un modo AMG Dynamic Plus que puede elevar la potencia hasta 677 hp y 737 lb-pie.

 

 

En el modelo más potente, AMG firma un 0 a 100 km/h en 3.3 segundos y una velocidad tope de 230 km/h. Para lograr estos números, la compañía afirma que es necesario contar con al menos 50 % de energía en la batería o más, en el AMG EQ3 43, y de un 70 % o más, en la versión AMG EQE 53.

 

Hablando de baterías, ambos reciben su energía de una de 90.6 kWh de capacidad útil, que le otorga una autonomía aproximada de entre 426 y 533 km en el AMG EQE 43, y entre 444 y 518 km en el AMG EQE 53. Cifras según el ciclo europeo WLTP.

 

Además, los sedanes deportivos tienen de serie varios modos de conducción específicos, suspensión neumática, frenos más eficientes y un sistema que precalienta el aceite de la transmisión cuando la temperatura así lo exija.

 

Por último, disponen de una puesta a punto específica para la refrigeración de las baterías, que dicho sea de paso soportan carga rápida de 170 kW.

 

Disponibilidad

Los nuevos Mercedes-AMG EQE 43 y 53 iniciarán su vida comercial en los mercados más importantes a finales de este año 2022. Se produce en la planta de Bremen, Alemania y más adelante se producirá también en China.

 

 

Galería: Mercedes-AMG EQE

 

Archivo para descargar: Nota de prensa.