Lexus presentó un nuevo concepto bajo la denominación ROV (Recreational Off-highway Vehicle), y es básicamente un buggie, pero a diferencia de uno convencional, el de Lexus está potenciado por hidrógeno. Se trata de un todoterreno puro y con los toques de lujo que se esperan de un vehículo de Lexus.

 

 

Un interesante prototipo

Toyota con este juguete nos deja bastante claro que la marca todavía apuesta por el hidrógeno, aunque su oferta comercial por ahora solo esté limitada al Toyota Mirai. Ahora bien, a diferencia del Mirai, el ROV recibe su potencia de un motor a combustión pequeño, un tres cilindros de 1.0 litros que según Toyota funciona igual que un motor a gasolina.

 

Publicidad – continúa abajo

Un tanque de alta presión contiene el hidrógeno y un inyector especial se encarga de enviarlo a la cámara de combustión, produciendo emisiones cercanas a cero, con una cantidad insignificante de aceite de motor quemado durante la conducción.

 

Lexus no menciona más detales de esta tecnología, pero es probable que sea una configuración similar a lo presentado con el Toyota Corolla de competición en la Super Taikyu Series de este año, en Japón.

 

Pero volviendo al Lexus ROV, estéticamente toma elementos de diseño de los modelos de la casa. En el interior, tiene gran tacómetro analógico, acompañado por una pantalla digital. El volante está forrado en cuero y dispone de levas de cambios detrás, y como buen Lexus los asientos van en cuero.

 

Disponibilidad

No hay indicios de que Lexus se plantee llevar a producción el ROV, de hecho la compañía no fabrica vehículos de este tipo, por lo que se trata de un show car, todo un coleccionable que permanecerá en los cuarteles de la compañía.

 

 

Galería: Lexus ROV

 

Publicidad – continúa abajo