Se publicaron los resultados de las pruebas de choque de la Fase XII de LatinNCAP. Es la jornada más reciente realizada por el organismo que evalúa la seguridad de los autos que se venden en América Latina. La entidad para esta ocasión exhibió las falencias del Suzuki Swift y la nueva Renault Duster.

 

 

Suzuki Swift: dos bolsas de aire y sin ESP

En el caso Suzuki, se sometió a pruebas al Swift fabricado en India y Japón. Vale la pena mencionar que este modelo se vende en algunas regiones de América Latina con seis bolsas de aire y control de estabilidad (ESP) de serie, pero el protocolo de LatinNCAP indica que siempre debe evaluar la unidad con menor equipamiento.

 

Dicho lo anterior, sé probo una unidad sin control de estabilidad y con apenas dos bolsas de aire. Equipamiento idéntico al que se vende en Panamá, a excepción de la versión híbrida. Con este equipamiento el Suzuki Swift obtuvo la nota más baja disponible de cero estrellas, resultado que aplica también para la versión sedán.

 

El resultado de cero estrellas se explica entre otras cosas por una protección lateral pobre para adultos, la apertura de puerta durante el test, la falta de bolsas de aire laterales, la ausencia de control de estabilidad como aditamento de serie y la decisión de Suzuki de no recomendar Sistema de Retención Infantil (SRI) para los niños.

 

 

Renault Duster: dos bolsas de aire + ESP

Por otro lado, la Renault Duster también obtuvo el resultado más bajo posible de cero estrellas. Se sometieron a pruebas a los modelos fabricados en Brasil y Rumania, pero según LatinNCAP también aplica para la versión colombiana, desde donde se importa a Panamá.

 

Renault mejoró la dotación de seguridad de la Duster con la incorporación del control de estabilidad en su última actualización. Sin embargo, todavía sigue ofreciendo apenas dos bolsas de aire y en las pruebas de choque mostró una estructura inestable, pérdida de combustible y apertura de puerta.

 

 Deagencia no recomienda comprar vehículos sin control de estabilidad (ESP) y mucho menos con cero estrellas. La seguridad no debe ser opcional, debe ofrecerse de serie.

 

Publicidad – continúa abajo

La pérdida de combustible registrada requiere de acciones por parte de Renault, no solo resolviendo el problema en producción sino también realizando un recall a las unidades vendidas. Vale la pena mencionar que este modelo todavía no llega a Panamá.

 

Por último, la apertura de la puerta en el impacto lateral también requiere acción inmediata de Renault, ya que presenta un riesgo grave de eyección del pasajero en caso de impactos.

 

Se traiciona la confianza de los consumidores

Stephan Brodziak, Presidente del Directorio de Latin NCAP dijo: “Tristemente vemos un muy mal resultado para dos vehículos que son altamente comercializados en nuestra región, una vez más vemos traicionada la confianza que los consumidores depositan en ciertos fabricantes.

 

Es muy discriminador que, después de más de 10 años de evaluar el desempeño en seguridad de los vehículos que se comercializan en Latinoamérica y el Caribe, seguimos viendo autos 0 estrellas.

 

En términos de seguridad vehicular se nos sigue tratando como ciudadanos de segunda sólo para que algunos fabricantes puedan ahorrar dinero en la producción de vehículos. El dinero que estos fabricantes se ahorran se traduce en muertes y lesiones graves que impactan a las familias y a la economía de nuestra región. América Latina no se merece más autos 0 estrellas, basta de autos de baja seguridad”.

 

Archivos para descargar: Prueba del Suzuki Swift | Prueba de la Renault Duster.

 

Publicidad – continúa abajo