Esta semana se presentó el nuevo Mercedes GLC. El exitoso best seller de los alemanes crece en dimensiones, adopta mejoras de diseño y se pone al día a nivel mecánico, con una amplia oferta de motores, todos electrificados. Así mismo llegan versiones PHEV (híbridas enchufables) con más de 100 km de autonomía.

 

 

Diseño conocido

Se trata de uno de los productos más importantes del catálogo de Mercedes-Benz, un SUV que desde su lanzamiento en 2015 ha vendido la respetable suma de 2 millones de unidades, lo que le convierte en uno de los vehículos mejor vendidos del fabricante alemán, y de la categoría en la que compite. La nueva generación busca continuar ese éxito.

 

Entrando en detalles, el nuevo GLC se desarrolló junto al más reciente Clase C, esto quiere decir que comparte la plataforma MRA II, al igual que la gama de motores. Estéticamente, no cambia mucho y mantiene las líneas del GLC anterior, aunque se mejoró su coeficiente aerodinámico. Por otro lado, hay un incremento en dimensiones, lo que, según dice la marca, se ve reflejado en más espacio para los pasajeros y de carga.

 

Motores electrificados y 4MATIC de serie

La oferta mecánica se limita a motores 2.0 litros de cuatro cilindros, turbocargados, incluyendo una versión diésel. Todos con algún tipo de electrificación, tanto ligera como enchufable. La transmisión en todos los casos es una caja automática de nueve velocidades que gestiona la entrega de potencia en las cuatro ruedas a través del sistema 4MATIC.

 

En lo que respecta a prestaciones, la entrega de potencia va desde los 197 hp, hasta los 380 hp según versión. En los GLC PHEV, se anuncia una autonomía en modo 100 % eléctrico de entre 104 km y 120 km, gracias a una batería de 31.2 kWh de capacidad. A continuación la gama de motores disponibles.

 

Versión 200 4MATIC 300 4MATIC 220d 4MATIC 300e 4MATIC 400e 4MATIC 300de 4MATIC
Potencia 201 hp 254 hp 194 hp 309 hp 376 hp 330 hp
Torque 236 lb-pie 295 lb-pie 324 lb-pie 406 lb-pie 479 lb-pie 553 lb-pie
0-100 km/h 7.8 s 6.2 s 8.0 s 6.7 s 5.6 s 6.4 s
Vel. máxima 221 km/h 240 km/h 219 km/h 218 km/h 237 km/h 217 km/h

 

Mejoras tecnológicas y de equipo

A nivel chasis, se aumentó el ancho de vías (6 mm mayor delante y 23 mm mayor detrás) y se anuncian tres tipos de suspensión, la estándar de serie, seguido de la deportiva AMG y una neumática adaptativa. Con esta última se consigue dirección a las cuatro ruedas. También hay un paquete off-road que aumenta la distancia libre al suelo.

 

 

En el interior no hay muchas novedades, pues es idéntico lo presentado con el Clase C. Se recurre a múltiples pantallas, comandadas por el sistema MUBX con un asistente avanzado por voz, y lo último en conectividad. Además, hay disponible un nuevo head-up display opcional.

 

Por último, la dotación tecnológica mejora con un asistente de mantenimiento de carril que ahora funciona a velocidades de hasta 210 km/h, el reconocimiento de señales en la carretera es más eficiente que antes, y estrena nuevas ayudas para las tareas de tirar un remolque.

 

Disponibilidad

La gama de los nuevos Mercedes-Benz GLC se fabricarán en Alemania y China, y más adelante se sumará el Mercedes-AMG GLC. Por ahora, los alemanes mantiene en secreto su fecha de lanzamiento y precios, pero sabemos que llegará a Panamá.

 

Para descargar: Nota de prensa.

 

 

Galería: Mercedes-Benz GLC 2023