BMW desveló finalmente la séptima generación del sedán insignia de la casa, todo un escaparate tecnológico que llegará al mercado con motores electrificados a diésel y gasolina, además de una variante 100 % eléctrica, el i7. Su vida comercial iniciará a finales de este 2022.

 

 

Estéticamente, el nuevo Serie 7 sigue los lineamientos de diseño del BMX X7, compuesto por un frontal con una generosa parrilla y una firma lumínica dividida en dos secciones. En el caso del i7 eléctrico, se diferencia del resto de la gama con detalles en color azul, entre otros elementos. Por otro lado, la versión M recibe un kit deportivo a medida.

 

Estrena una enorme pantalla 8k opcional

Pasando al habitáculo, se adopta la última versión del centro de mando BMW Live Cockpit Plus, corriendo el sistema iDrive 8. Es una aplicación muy similar a los lanzamientos más recientes de BMW, aunque con el nuevo Serie 7 se añaden más pantallas. La más grande es de 31.3″, ubicada en la parte trasera, con resolución 8K e integración con Amazon Fire TV, entre otros servicios.

 

La pantalla más grande se controla a través de otras dos pantallas táctiles de 5.5″ montadas en los paneles de las puertas laterales. El sonido de serie se envía a 18 altavoces, aunque también está disponible un equipo firmado por Bowers & Wilkins con un total de 36 altavoces. Así mismo, estrena el nuevo volante de la casa y un “Interaction Bar“, una pieza de cristal con retroiluminación funcional.

 

 

Por supuesto, dispone también de un avanzado paquete de ayudas a la conducción con soporte para conducción autónoma de nivel 4. Igualmente, su arquitectura admite actualizaciones remotas.

 

Múltiples opciones mecánicas

A nivel mecánico, las versiones a gasolina son dos. Empezando por el 740i, potenciado por el mismo motor 3.0 litros de seis cilindros en línea turbo y con tracción trasera, pero con un incremento de potencia llegando ahora a los 375 hp (+40 hp) y 383 lb-pie, torque que puede subir hasta las 398 lb-pie gracias al sistema eléctrico, aunque por un periodo corto de tiempo.

 

Por su parte, el 760i xDrive esconde bajo el capó un motor 4.4 litros V8 biturbo, capaz de entregar 536 hp y 553 lb-pie de torque a las cuatro ruedas. En todos los casos los motores se apoyan de un sistema eléctrico de 48 V y se manejan a través de una transmisión automática de 8 velocidades ZF. Más adelante llegarán versiones diésel e híbridas enchufables.

 

En cuanto a la versión eléctrica, se denomina i7 xDrive 60 y se beneficia de dos motores eléctricos (uno montado en cada eje), para una entrega de potencia en conjunto de 536 hp y 549 lb-pie. Este sistema recibe su energía una batería de 101.7 kWh, con la que se recibe una autonomía cercana a los 482 km bajo el ciclo EPA. Con el i7 M70 xDrive, se consigue un total de 597 hp y 737 lb-pie, pendiente por homologación de autonomía.

 

Por último, todos los Serie 7 disponen de fábrica con suspensión neumática adaptativa, y opcionalmente pueden llevar dirección en las cuatro ruedas, además de barras estabilizadoras activas, las cuales son accionadas por un motor eléctrico de 48 V.

 

Disponibilidad

Los nuevos BMW Serie 7 2023 llegarán a los mercados más importantes a finales de este año. En el mercado estadounidense se anuncia un precio de entrada de 94,295 dólares para la versión base 740i. La versión eléctrica, por su parte, se anuncia con un precio desde 120,295 dólares.

 

Para descargar: Nota de prensa.

 

Galería: BMW Serie 7 2023

 

Publicidad – continúa abajo