Comencemos con un poco de información local. La gran mayoría de los accidentes de tránsito en Panamá mortales son causados ​​por conductores que pierden el control de su vehículo y se deslizan hacia algo, o alguien más.

 

A finales de la década de 1980, BMW y Mercedes, en colaboración con Bosch, desarrollaron un sistema para reducir este tipo de accidentes al reducir la pérdida de control en estas situaciones. Se ha comprobado que el Control electrónico de estabilidad (ESC) reduce tales accidentes hasta en un 35 por ciento. Teniendo en cuenta que podría salvarle la vida algún día, lo mejor sería conocer en detalle su funcionamiento.

 

La tecnología

ESC combina otros dos sistemas, ABS y control de tracción, trabajando juntos para mejorar la estabilidad de manejo en cualquier situación. El ABS y el control de tracción ya usan sensores de velocidad de la rueda, y ESC agrega un sensor de rotación, un sensor de ángulo del volante y un sensor de aceleración lateral para calcular si el automóvil se está deslizando, desde qué esquina y cuánto.

 

Al combinar los datos de estos sensores, el sistema ESC determina qué se debe hacer para que el automóvil vuelva a estar en línea cuando patina. Las ruedas individuales se pueden frenar, y la potencia se puede limitar a las ruedas motrices para corregir cualquier deslizamiento no deseado que pueda ocurrir. El sistema reacciona instantáneamente y con una precisión mucho mayor que la que puede lograr incluso un conductor profesional.

 

¿Tiene mi auto control de estabilidad?

En Panamá son pocos los vehículos económicos que se venden con esta característica de serie, los Toyota Yaris todos tienen control de estabilidad de serie, al igual que el nuevo Versa, más sin embargo ningún sedan Kia o Hyundai ofrece esta asistencia de seguridad, ni siquiera en sus versiones más equipadas, por otro lado los Subaru, Mazda y Honda usualmente lo ofrecen desde sus versiones más básicas.

 

Publicidad – continúa abajo

Según las últimas calificaciones de modelos americanos, cualquier automóvil que obtenga una calificación de cinco estrellas necesita que el ESC se ajuste al menos al 90 por ciento del rango.

En Estados Unidos desde el 2012 todo vehículo se vende con ESC.

 

Lamentablemente en Panamá no existe una legislación que exija este tipo de asistencia de seguridad, aún así cada vez son más los concesionarios que los están incluyendo de serie en sus modelos.

El sistema es conocido por varios acrónimos, y a continuación hay una lista que explica cómo los principales fabricantes se refieren a sus versiones:

 

DSC – BMW, Mazda, Land Rover, Mini
DSTC – Volvo
ESP – Audi, Fiat, Ford, Mercedes, Peugeot, Renault, Volkswagen, Hyundai, Kia, Jeep, Suzuki
VCD – Nissan, Subaru
VSA – Honda, Acura
VSC – Toyota, Lexus
StabiliTrak – Chevrolet

 

Todos estos sistemas funcionan de la misma manera. Las estadísticas no mienten, y como quiera llamarlo, le recomendamos encarecidamente que verifique si su próximo vehículo está equipado con ESC.

 

Fuente: Wikipedia

Publicidad – continúa abajo