Se presentó el primer vehículo de altas prestaciones híbrido de Mercedes-AMG. Se trata de un híbrido enchufable (PHEV), potenciado por un motor V8 twin-turbo apoyado por un motor eléctrico en el eje trasero. Es el AMG más potente de todos los tiempos, pero solo hasta que llegue el AMG One y sus 1,000 hp.

 

 

El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance toma como base al Mercedes-AMG GT de cuatro puertas. La letra E en su nombre indica que es un híbrido enchufable de altas prestaciones, y sin lugar a dudas el primero de muchos. Se sabe que un Clase C similar está en desarrollo.

 

Detalles mecánicos

En sus entrañas lleva el conocido motor 4.0 litros V8 con doble turbocompresor, produciendo 630 hp y 664 lb-pie. Ese motor trabaja en conjunto con un motor eléctrico ubicado en el eje trasero y una batería de 6.1 kWh, para una respetable potencia en conjunto de 831 hp y 1,033 lb-pie.

 

Publicidad – continúa abajo

Una transmisión automática de nueve velocidades se encarga de administrar toda esta potencia, la cual es enviada a las cuatro ruedas a través del sistema de tracción total 4Matic. Además, el eje trasero electrificado tiene un diferencial de deslizamiento limitado controlado electrónicamente.

 

AMG afirma que el GT63 S E Performance puede alcanzar los 100 km/h en 2.9 segundos y los 200 km/h en menos de 10 segundos. Son números respetables para un sedán de su tamaño.

 

Además, dispone de frenado regenerativo para recuperar su energía al igual que el modelo no híbrido, tiene suspensión adaptativa, frenos carbocerámicos y siete modos de manejo, incluido un modo eléctrico con una autonomía de 11 km a velocidades de hasta 128 km/h.

 

En el habitáculo tiene un centro de mandos compuesto por dos pantallas, corriendo el sistema MUBX con información especifica de su sistema híbrido. Por supuesto, no puede faltar la característica puesta a punto de los modelos firmados por la división deportiva de Mercedes, AMG.

 

Disponibilidad

El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance llegará a las calles de los mercados más importantes este mismo año. Su precio es todavía un misterio, pero en EUA podría estar cercano a los 200,000 dólares.

 

Galería: Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

 

Publicidad – continúa abajo