En Panamá no existe una regulación en favor de esta característica, pero existe un proyecto de ley en la asamblea que busca legalizarlo en todos los modelos 0 kms. Es el Proyecto de Ley # 656 presentado por el diputado Juan Diego Vásquez.

 

 

El elemento de seguridad más importante

El control de estabilidad (ESP) es una de las características de seguridad más importantes, pues puede prevenir un accidente. Se trata de un elemento de seguridad activa desarrollado por Bosch en los años 90s, y es tan crucial que en los mercados de primer mundo es obligatorio. Puede evitar el 80 % de accidentes causados por derrape.

 

Funciona con la ayuda de los frenos ABS, además de una serie de sensores encargados de monitorear el ángulo de la dirección y de la velocidad de giro, pudiendo frenar individualmente las llantas en momentos de peligro (falta de adherencia o derrapes), con el objetivo de evitar sobrevirajes o subvirajes.

 

Es barato de implementar

Según LatinNCAP, si un auto tiene frenos ABS, añadirle el control de estabilidad (ESP) en la línea de ensamblaje tiene un precio aproximado de 60 dólares.

 

Los autos que no tienen ESP en Panamá:

 

Suzuki

 

  • Alto 800
  • Baleno
  • Swift (menos el híbrido). Si tiene en la versión híbrida y no híbrida
  • Dzire
  • S-Presoo
  • S-Cross
  • Ertiga
  • XLT (no es de serie)
  • Vitara (no es de serie). Ya lo tiene de serie

 

Hyundai

 

  • Atos
  • Grand i10 (sedán y hatchback)
  • Verna
  • Accent
  • Venue
  • Hyundai Creta (no es de serie)
  • Tucson (no es de serie)
  • Santa Fe (no es de serie)

 

Kia

 

  • Picanto
  • Rio (sedán y hatchback)
  • Soluto
  • Cerato
  • Sonet
  • Seltos (no es de serie)
  • Sportage (no es de serie)

 

Mitsubishi

 

  • Xpander
  • L200
  • L200 Sportero (no es de serie)
  • Montero Sport (no es de serie)

 

Toyota

 

  • Agya

 

Chevrolet

 

  • Aveo

 

Isuzu

 

  • D-Max (no es de serie)

 

MG

 

  • MG 3

 

Ford

 

  • Figo (no es de serie) dejará de venderse pronto

 

Fiat

 

  • Mobi

 

Vale aclarar que la información ha sido recabada de las fichas técnicas publicadas por las marcas al momento de escribir esta nota. Siempre consulté con el concesionario al momento de comprar.

 

Deagencia no recomienda comprar autos sin ESP.

 

Publicidad – continúa abajo