Lexus actualizó en Estados Unidos el GX, modelo que para quien aún no lo sepa, es la versión Lexus de la legendaria Toyota Land Cruiser Prado. Se trata de una actualización que busca inyectar modernidad a un SUV que lleva vendiéndose en su generación actual desde 2010.

 

 

Mejoras sobre la generación vigente

Estéticamente, el Lexus GX contará para la versión 2022 con una nueva edición especial Black Line, un nivel de equipamiento que también tienen otros modelos de Lexus en Estados Unidos. Este paquete añade un kit de carrocería exclusivo, una parrilla oscurecida y rines de 18″ en color negro brillante.

 

Los cambios en el interior incluyen una nueva consola central con nueva pantalla multimedia de 10.3 pulgadas como protagonista. Este sistema se ofrecerá de serie en toda la gama y tiene compatibilidad con Apple CarPlay, Android Auto y Amazon Alexa.

Publicidad – continúa abajo

 

En lo que respecta a su dotación tecnológica, ahora llevará de serie aditamentos como el asistente de estacionamiento inteligente y todo el arsenal de ayudas a la conducción Lexus Safety System +. Este paquete incluye entre otras cosas frenado autónomo de emergencia delantero con detector de peatones y asistente de carril.

 

Bajo el capó, no hay sorpresas, y continúa siendo potenciado por un motor 4.6 litros V8 con 301 hp y 329 lb-pie, asociado a una caja automática de seis velocidades. Por supuesto, tiene tracción a las cuatro ruedas y sus ya conocidas capacidades fuera del asfalto.

 

Disponibilidad

El Lexus GX se fabrica en Japón, y todavía se sabe poco sobre su relevo generacional. Algunos medios internacionales afirman que podría llegar en 2024. Lo cierto, es que a la generación actual ya se le notan los años.

 

En Estados Unidos su precio de entrada debe estar sobre los 55,425 dólares que cuesta el modelo actual en ese país.

 

Galería: Lexus GX 2022

 

Publicidad – continúa abajo