Según la prensa local, el Hyundai Atos que todos conocemos en Panamá dejó de fabricarse. Allí se vendía como Hyundai Santro, modelo que cumplía el rol del producto de entrada a la marca. Con el cierre de producción, su disponibilidad estará limitada a los stocks existentes en cada país, incluyendo Panamá.

 

 

Posibles razones de su fracaso

La generación vigente del Hyundai Atos empezó sus andanzas en 2018 e inicialmente fue un éxito en ventas, no obstante con el pasar del tiempo el interés fue decayendo en favor de modelos tipo SUV como los Suzuki S-Presso, Renault KWID, entre otros.

 

Así mismo, la intención del gobierno local para obligar a las marcas a instalar seis bolsas de aire en todos los 0 kms podría ser otras de las razones, pues Hyundai tendría que rediseñar el Atos para cumplir los requisitos, y los costos adicionales no justificarían el posicionamiento de este vehículo.

 

En Panamá este modelo se vende sin frenos ABS de serie, lo que quiere decir que tampoco tiene Control de Estabilidad (ESP), y solo puede llevar una bolsa de aire como máximo. Por lo que podemos decir que la seguridad nunca ha sido su fuerte. De hecho, Global NCAP en su momento lo evaluó con dos estrellas en seguridad.

 

Por último, está el tema del motor, ya que con las próximas normas de emisiones contaminantes, actualizar el motor 1.1 litros, que únicamente está disponible en el Hyundai Atos, no es justificable financieramente.

 

El Grand i10 lo releva

De esta manera, el Hyundai Grand i10 se convierte en su reemplazo, modelo que arrastra las mismas falencias del Atos, pues en Panamá también se vende sin frenos ABS, control de estabilidad (ESP) y una sola bolsa de aire como máximo. Aunque, a otros países de América Latina si llega mejor equipado.

 

 

Galería: Hyundai Atos (Santro)

 

Fuente: AutoCar India