El fabricante chino Great Wall Motors se hizo de las instalaciones de Mercedes-Benz ubicadas en Iracemápolis, Brasil, un centro de producción inaugurado en 2016 y donde hasta diciembre de 2020 salieron los Clase C y GLA. De esta manera, Great Wall se prepara para incrementar su presencia en nuestra región.

 

 

Según afirma Reuters, Great Wall Motors tenía intenciones originales de establecerse en India, pero la salida de Mercedes-Benz del país sudamericano y una demora en recibir la luz verde por parte del gobierno indio desvió la inversión. La marca asiática espera poder producir hasta 100,000 unidades anuales en Brasil, creando en el camino cerca de 2,000 nuevas plazas de trabajo.

 

El acuerdo entre ambas marcas incluye un terreno de 1.2 millones de metros cuadrados, los edificios, las maquinarias y cualquier otro activo, a excepción del personal. Se espera que el cierre de esta transacción se complete a finales de 2021.

 

Mercedes mantendrá en ese país otras instalaciones, donde se fabrican camiones y buses. Una en Sao Bernardo do Campo y la otra en Juiz de Fora. Además, mantendrá la oferta de vehículos de pasajeros importados.

 

Publicidad – continúa abajo

La aventura industrial de Mercedes en Brasil duró poco y con este acuerdo se podrá recuperar parte de lo originalmente invertido. La principal razón de su salida estuvo relacionada con la baja demanda y la pandemia del COVID-19. Cerca de 370 personas se quedaron sin empleo en aquel entonces.

 

Great Wall en Panamá

Great Wall Motors ha intentado establecerse en Panamá en varias ocasiones sin mucho éxito. Por otro lado, en América del Sur la historia es distinta, y la marca goza de buena aceptación en algunos países, con una oferta que contempla pickups y SUVs de su submarca Haval.

 

Además, por el año 2013 nace CIAUTO “La Ciudad del Auto”, una planta ubicada en Ecuador donde se ensamblan vehículos de Great Wall para abastecer el mercado de ese país, Costa Rica y Colombia.

 

Publicidad – continúa abajo