VW presentó este año una variante Shooting Brake del Arteon. Se trata de una carrocería poco apreciada en nuestras latitudes, pero que en Europa, pese a la creciente demanda de los SUV, todavía tiene mercado. Es básicamente un hatchback alargado, orientado a las personas que busquen mucho espacio, sin sacrificar las dinámicas de conducción.

 

 

El VW Arteon en su variante más capaz, la llamada versión R de altas prestaciones, equipa bajo el capó un motor 2.0 TSI con 315 hp y 309 lb-pie, manejado por una caja DSG de doble embrague y siete velocidades. La potencia es enviada a las cuatro ruedas con el sistema de tracción total 4Motion.

 

Volkswagen realizó una puesta a punto específica para esta versión, que destaca con un sistema de reparto de par selectivo entre cada rueda, sistema que la marca alemana denomina R-Performance Torque Vectoring, que ayuda a mejorar la capacidad de tracción y la velocidad de paso por las curvas.

Publicidad – continúa abajo

 

El espacio interior es una de las principales fortalezas de esta carrocería y el VW Arteon tiene un respetable volumen de carga de 565 litros, que crece hasta los 1632 litros con los asientos abatidos. Otras ventajas incluyen un centro de gravedad mucho más bajo y una mejor economía de combustible.

 

Disponibilidad

El Volkswagen Arteon Shooting Brake ya se puede comprar en Europa, región donde este tipo de vehículos todavía tiene mercado. Marcas generalistas como Seat, Hyundai, Kia, Toyota y Peugeot también tienen versiones disponibles.

 

Sin embargo, los llamados Shooting Brake, Station Wagon o Familiares no son populares en América Latina, debido a la creciente demanda de SUVs y por ende no despiertan mucho interés para los concesionarios.

 

En Panamá lo más similar que se puede comprar dentro de las marcas generalistas es el Subaru Outback.

 

Galería: Volkswagen Arteon Shooting Brake

 

Publicidad – continúa abajo