El AMG GT más extremo y avanzado de la firma alemana ya es oficial y se presenta con el motor V8 más potente de toda la historia de AMG. Además estrena una aerodinámica avanzada y mucha influencia de la variante de competición del modelo, el AMG GT3.

 

 

Como si montar el V8 más potente de la casa no fuera suficiente, su carrocería hace un uso intensivo de la fibra de carbono, material que se puede encontrar en el capó, el techo, su alerón posterior y en la defensa delantera y trasera. Su apariencia agresiva está conformada por una gran parrilla frontal de estilo panamericana y unos rines en color negro.

 

Cuenta con un paquete avanzado de aerodinámica compuesto por un splitter delantero ajustable en dos posiciones y un alerón que se ajusta electrónicamente en 20 grados, se aplana para velocidades más altas y se inclina para mejorar el frenado y la estabilidad del vehículo.

 

Mecánica

Bajo el capó esta bestia recibe su potencia de un motor 4.0 litros V8 Twin-Turbo capaz de entregar 720 hp y 590 lb-pie de torque. Se trata del mismo motor que equipa el GT R, aunque en este caso cuenta con un cigüeñal plano, que aporta ventajas al funcionamiento y sus prestaciones.

 

Publicidad – continúa abajo

El régimen máximo de giro del motor es de 7.200 rpm y el par máximo está disponible en un amplio rango de revoluciones, entre las 2.000 y 6.000 vueltas. Gracias a esta mecánica el nuevo AMG Black Series puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3.2 segundos, de 0 a 200 km/h en menos de 9 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 325 km/h.

La suspensión es adaptativa AMG RIDE CONTROL, su sistema de frenado está compuesto por discos cerámicos de serie y monta llantas Michelin Pilot Sport Cup 2 R MO.

Toda esta potencia es enviada al tren trasero y manejada por una transmisión AMG Speedshift DCT 7G, de doble embrague y siete velocidades, a través de un eje de transmisión de carbono, que pesa apenas 13,9 kg. Esta transmisión cuenta con refrigeración adicional para poder digerir las 590 lb-pie de torque.

 

Equipamiento

Su interior está compuesto por una tapicería en cuero nappa y microfibra, en color negro complementado con costuras naranjas y butacas deportivas AMG Performance. Su clúster de instrumentos es digital en una pantalla de 12,3 pulgadas, mientras que la pantalla para el sistema de infotainment es de 10,25 pulgadas.

 

De manera opcional se podrá agregar el AMG Track Package, que incluye unas barras antivuelco de titanio, asientos tipo baquet de fibra de carbono (disponibles con arneses o con cinturones de cuatro puntos) o un extintor de 2 kilogramos, entre otras cosas.

 

Disponibilidad

La marca alemana no reveló precios, pero se espera que inicie sobre los 200 mil dólares y las primeras unidades podrían llegar a sus clientes en algún momento del 2021.

 

Galería: Mercedes-AMG GT Black Series 2021

 

Publicidad – continúa abajo