El nuevo pickup de Mazda ya es oficial, se trata de su primera actualización luego de casi 10 años, actualización que marca el final del acuerdo con Ford y el inicio de una nueva aventura con Isuzu.

 

 

Exteriormente, como ya les habíamos adelantado, recibe el característico diseño Kodo de Mazda, en su parte delantera podemos notar mucha influencia del CX-9. Sin embargo en la parte trasera, el lenguaje Kodo es inexistente.

 

Mecánica

Bajo el capó, equipa un motor Isuzu de 3.0 litros, turbodiésel, capaz de generar hasta 188 caballos de fuerza y 332 lb-pie de torque. Pierde casi 10 caballos de fuerza, pero Mazda asegura es más eficiente con el consumo de combustible.

Sus dimensiones son de 528 cm de largo, 187 cm de ancho y 179 cm de alto. Su distancia entre ejes 312 cm. La capacidad de remolque es de 3500 kg y 1000 kg de carga útil para las versiones tope.

 

Equipamiento

Publicidad – continúa abajo

Al interior, el equipamiento incluye compatibilidad inalámbrica con Apple CarPlay y Android Auto en una pantalla de 9 pulgadas. Se diferencia del D-Max con nuevas salidas de A/C, nueva consola central y por supuesto el volante típico de Mazda.

Podrá llevar, control de velocidad crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, monitor de punto ciego y sensor de tráfico cruzado trasero.

La marca no reveló más detalles mecanicos ni de equipamiento, pero confirmó que se ofrecerá una variante menos potente, que será anunciada próximamente.

 

Disponibilidad

Estará disponible en Australia este mismo año, procedente de Tailandia, donde se fabricará junto al Isuzu D-Max.

 

Mazda no reveló su fecha de llegada al resto de países donde se comercializa, pero estimamos que llegará a Panamá en el primer trimestre del 2021.

 

Galería

 

Publicidad – continúa abajo