BMW presentó el primer producto M independiente desde el M1. Es decir, un deportivo construido de cero como tal, a diferencia de otros productos M, los cuales nacen a partir de modelos convencionales. Para bien o para mal, es un enorme SUV híbrido con un diseño difícil de ignorar y un precio base de 159,000 dólares.

 

 

 

Especificaciones

Mecánicamente, el BMW XM está potenciado por un nuevo motor 4.4 V8 twin-turbo, capaz de entregar 483 hp y 479 lb-pie de torque, par disponible desde las 1.600 rpm. Esta configuración se maneja a través de una caja automática de 8 marchas con un motor eléctrico integrado, capaz de añadir por su cuenta 194 hp y 207 lb-pie de torque.

 

La potencia total declarada por BMW es de 644 hp y 590 lb-pie de torque, potencia que se envía a las cuatro ruedas de manera permanente, gracias al sistema de tracción integral M xDrive, que puede priorizar la entrega de potencia al eje trasero, siempre y cuando se utilice el modo 4WD Sport.

 

El BMW XM es un híbrido enchufable (M Hybrid), alimentado de una batería de 25.7 kWh de capacidad, con la que se consigue una autonomía de hasta 88 km bajo el ciclo WLTP o 48 km según el ciclo estadounidense EPA. Ambas son todavía cifras aproximadas.

 

 

 

Las mejoras orientadas a mejorar el comportamiento dinámico incluyen, como parte del equipo estándar, dirección activa integral y el tren de rodaje M Professional adaptativo, que incorpora amortiguadores controlados electrónicamente y estabilización activa del balanceo gracias a unos motores eléctricos de 48 V.

 

El nuevo juguete de la división deportiva de BMW puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, que puede incrementarse hasta los 270 km/h si se opta por el paquete M Driver’s Package.

 

Sin entrar en muchos detalles, BMW dice que más adelante llegará una versión Label Red, que está en camino a convertirse el BMW M más potente de la historia. Se promete una entrega de potencia de 735 hp y 735 lb-pie de torque.

 

Diseño y equipamiento

En lo que respecta a diseño, la marca alemana dice que “es una declaración de exclusividad, elegancia y rendimiento”. Destaca con un frontal compuesto por una enorme parrilla y luces delanteras divididas en dos secciones. Los rines pueden ser de 21 o 23 pulgadas. Así mismo, en el exterior hay guiños al BMW M1 de 1978.

 

Del interior vale la pena mencionar un sistema de iluminación con 100 unidades LED, butacas multifunción M y se puede elegir entre cuatro tapizados diferentes. El centro de mandos es el conocido BMW Curved Display, acompañado por un head-up display, corriendo la última versión de la interfaz iDrive con Apple CarPlay y Android Auto.

 

El equipo de sonido de serie está firmado por Harman Kardon, pero opcionalmente se puede elegir uno más avanzado con sonido envolvente de la marca Bowers & Wilkins.

 

Disponibilidad

El BMW XM empezará a producirse en masa a finales de este año, en la planta que BMW tiene en Spartanburg, una ciudad ubicada en el estado de Carolina del Sur, Estados Unidos. Su precio allí arranca en los 159,000 dólares.

 

Llegará a las vitrinas en la primera mitad de 2023. Los principales mercados de venta serán Estados Unidos, China y Oriente Medio.

 

 

Galería: BMW XM

 

Fuente: BMW