Video GAC GS5 2021: Lujo y respaldo accesible

Combustible
Gasolina
Motor
1.5 L4 Turbo
Transmisión
Automática 6V
Tracción
FWD
Precio
B/.31 900
Calificación general 4.55 de 5.0
  • Performance
    4.2 of 5.0
  • Confort
    4.6 of 5.0
  • Interior
    4.7 of 5.0
  • Exterior
    4.7 of 5.0
Darwin Bonilla
0

Hace unas semanas logramos manejar el GAC GS5 por unos días. Se trata de un SUV del Segmento C, un modelo que se vende en otras regiones desde 2011. Compite con los Honda CR-V, Nissan X-Trail, Volkswagen Tiguan y el nuevo Hyundai Tucson, y aunque no lo parezca es ligeramente más grande que todos ellos.

Una marca nueva, pero con experiencia en la industria

GAC es una marca relativamente nueva, pero con experiencia comprobada en la industria automotriz. Esta compañía pertenece al conglomerado chino GAC Group, y es una compañía conocida por fabricar vehículos para otras marcas y abastecer el mercado asiático, algo que vienen haciendo desde el año 1998. Estos acuerdos de manufactura los tiene con Honda (incluida su división de lujo Acura), Mitsubishi, Toyota y también algunos modelos del Grupo FCA, ahora Stellantis.

Sin embargo, no fue hasta el año 2007 cuando la compañía empezó a planear el desarrollo de su propia marca, aprovechando la experiencia adquirida, sus instalaciones y acuerdos con proveedores. Y es que todos los vehículos de GAC utilizan piezas y partes de las marcas más reconocidas de la industria.

Finalmente en 2010 nace la marca Trumpchi, que es el nombre comercial que utiliza GAC en el mercado asiático. El primer modelo fue el Trumpchi GA5 y la primera generación del GS5, ambos construidos en aquel entonces sobre plataforma del Alfa Romeo 166.

Diseño del GAC GS5

El GAC GS5 actual es un modelo desarrollado íntegramente en casa, tanto el motor como la arquitectura son GAC, es decir este modelo no comparte nada con nadie.

La oferta para nuestro mercado solo contempla la versión que pudimos probar. Por dimensiones es uno de los más grandes de su categoría, rozando en una categoría superior. Exteriormente, su equipamiento incluye rines de 18 pulgadas acompañados por unas llantas Continental, también tiene barras en el techo totalmente funcionales y toda la iluminación exterior va con tecnología LED.

Estéticamente, nos encontramos con el lenguaje de diseño más reciente de la marca, donde destaca una enorme parrilla delantera cromada y un juego de luces con un diseño estilizado, compuesto por tres proyectores, donde las luces de marcha diurnas también hacen la función de direccionales. Tengo que confesar que esta firma lumínica, se ve muy bien y le dan el toque premium que GAC busca.

Por otro lado las luces traseras son también LED, incluida la luz freno, y más que dar una impresión premium, son también una característica de seguridad. La barra de iluminación LED ubicada en aparte trasera garantiza la visibilidad del vehículo, sobre todo en condiciones climáticas adversas.

Interior muy bien logrado con mucho espacio

Si hay algo que hace ver y sentir a un vehículo barato, es una interfaz lenta y pantallas de baja resolución. Y en este aspecto el GAC GS5 destaca. Su centro de mando tiene dos pantallas, una de ellas está ubicada en el centro del clúster de instrumentos, donde acompaña él cuenta revoluciones y velocímetro.

La otra es la pantalla multimedia, la cual es de 12.3 pulgadas y desde ella se pueden controlar algunas funciones del vehículo, incluido el sistema de aire acondicionado, que dicho sea de paso es de doble zona. A pesar de eso, estas funciones también se pueden controlar a través de botones físicos lo cual se agradece.  Ambas pantallas tienen buena iluminación, lo que se traduce en una buena visibilidad, además su interfaz es rápida.

El habitáculo fue una de mis partes favoritas. Es muy espacioso, y si eres una persona alta te sentirás muy cómoda. La tapicería interior va en cuero y todos los materiales en la cabina son de buena calidad, hay pocos plásticos duros y esto termina ofreciendo una atmosfera bastante agradable.

En la consola central tiene el accionador para el freno de estacionamiento eléctrico con función de auto hold, una perilla para los modos de conducción y unos botones que controlan el volumen entre otras funciones. La palanca de cambios es tradicional y tiene modo manual. Hay espacio para almacenamiento, aunque se extrañan portavasos. También tiene un sistema de carga inalámbrica para celulares compatibles.

El volante es multifunción, y se ajusta tanto en altura como en profundidad. Tiene los controles para el sistema multimedia, y el control crucero adaptativo, esta última característica, ninguno de sus rivales la tiene en su rango de precio.

Al igual que en la parte delantera, en la parte trasera hay mucho espacio, el piso es plano, por lo que puede transportar cómodamente hasta 3 personas. Además, el banco trasero puede reclinarse, algo que agradecerán las personas en viajes largos, al igual que el conector USB y las salidas de aire traseras.

En el maletero hay mucho espacio y se incluye un cobertor de carga, creo que si GAC hubiese querido, bien pudo haber habilitado en este lugar una tercera fila de asientos. La medida exacta en litros se las debe estar cercana o ligeramente sobre los 600 litros, esto por supuesto puede incrementarse al reclinar los asientos traseros.

Tren motriz y seguridad

A nivel mecánico, el GAC GS5 recibe su potencia de un motor 1.5 litros turbo y de cuatro cilindros con cadena de distribución. Este bloque es capaz de entregar 150 hp y 173 lb-pie de torque, torque que está disponible desde las 1450 revoluciones, lo que garantiza buenas aceleraciones. Esta configuración se lleva muy bien con una caja automática de seis velocidades con modo manual y modos de manejo eco y sport.

Hay que decir que este no es el motor más potente del segmento, pero la entrega de torque a bajas revoluciones gracias al turbo, mantiene una buena respuesta en todo momento. Nunca sentimos falta de potencia. Ahora bien, se trata de un tren motriz orientado al confort y el consumo de combustible, no a la deportividad.

GAC habla de un una eficiencia de combustible de hasta 13.33 km/l, aunque en mi caso me termino marcando unos 12 km/l, en condiciones de manejo mixto, números similares a lo que se ofrece en este segmento.

n el apartado de seguridad, el GAC GS5 cumple con nuestras recomendaciones y lo que recomienda Latin NCAP para América Latina. Tiene control de estabilidad, asistente de ascenso y descenso de pendientes, monitor de presión de llantas, anclajes ISOFIX y cuatro bolsas de aire.

Conclusiones

Al manejarlo por casi una semana, me queda bastante claro que GAC busca con este vehículo ofrecer una experiencia premium en todos los sentidos. El esquema de suspensión es independiente en ambos ejes, de tipo McPherson adelante y Multi-Link en el eje trasero. Esto se traduce en un andar muy cómodo y suave, con una buena respuesta al conducir por terrenos complicados, pero con una ligera inclinación de la carrocería en curvas al exigirse, algo propio de este tipo de suspensiones, sin llegar a ser peligroso. Su comportamiento dinámico termina siendo bastante bueno.

La dirección es electroasistida, y varía de acuerdo al modo de conducción seleccionado, yo disfruté utilizando el modo normal, el cual ofrece una respuesta suave, pero si se opta por el modo Sport se recibe una respuesta un poco más dura. Comprobamos un correcto funcionamiento de los frenos, que no mostraron fatiga en ningún momento.

En el habitáculo, pude conseguir una posición de manejo muy agradable y con una muy buena visibilidad. Nota alta para el trabajo de insonorización, entra poco ruido externo a la cabina, lo que nos confirma las intenciones de GAC de ofrecer una experiencia premium. Como alguien que ha realizado muchos viajes de David a la capital, puedo imaginarme disfrutando ese trayecto en un vehículo como este.

Detalles que extrañe

ingún vehículo es perfecto y el GAC GS5 tiene sus detalles. Lo que más extrañe fue la compatibilidad con Apple CarPlay. GAC ofrece esta compatibilidad en otros modelos, sin embargo, este todavía no la tiene, aunque la compañía nos confirmó que está trabajando en ello. Hay que decir que alguien que nunca ha utilizado Apple CarPlay o Android Auto, no extrañara esta compatibilidad.

Por otro lado, las luces no son automáticas, tampoco tiene sensor de lluvia y el portón trasero no tiene apertura eléctrica, estas características hubiesen terminado de completar el buen equipamiento que ya tiene.

En seguridad se extrañan las bolsas de aire de cortina, aunque termina ofreciendo más que algunas versiones de sus rivales coreanos y tiene la característica de seguridad más importante de todas, que es el control de estabilidad, aditamiento que evita accidentes y puede salvar vidas.

La tracción solo puede ser delantera, y una versión con tracción integral hubiese sido interesante. Lo cierto es que también hubiese elevado su precio y el mercado para SUVs con tracción AWD es por ahora limitado, la gente se siente cómoda con la tracción delantera.

En términos generales GAC termina ofreciendo con el GS5 un buen producto, y características como el sunroof, el control crucero adaptativo, la tapicería en cuero, el encendido de motor a control remoto, el sistema de carga inalámbrica para celulares, el asiento delantero con ajuste eléctrico y un excelente sistema de cámara 360, no lo ofrece ningún otro modelo de su categoría en su rango de precio.

El respaldo de una marca nueva

Por último, está el tema de como le caerán los años, más teniendo en cuenta que es una marca totalmente nueva en nuestro país, pero esta es una área que GAC tiene muy bien cubierta. La compañía está ofreciendo un plan de mantenimientos incluidos de 3 años o 100 mil kilómetros, es decir durante los primeros tres años, quien lo compre no tendrá gastos de mantenimientos preventivos y tendrá la cobertura total de la garantía, porque recuerden que en Panamá si el vehículo se saca de los mantenimientos en agencia la garantía se pierde. La garantía total del vehículo es de 5 años / 150 mil kilómetros.

Hay que decir que otras marcas ofrecen más años de garantía y también ofrecen planes de mantenimientos (algunos dependiendo del banco y también del modelo). Pero ninguna otra marca en Panamá ofrece 3 años o 100,000 kilómetros de soporte incluidos en el precio en todos sus modelos. Eso representa un ahorro a largo plazo que valdría la pena considerar.

Ventajas y desentajas

  • Motor 1.5 litros turbo con 150 hp y 173 lb-pie. Tiene cadena de distribución (bajo mantenimiento).
  • Cumple en seguridad de serie.
  • Aprovechamiento del espacio interior.
  • Calidad de interiores.
  • Sistema de iluminación LED
  • Respaldo de la marca

  • No es el motor más potente del segmento. (aunque el turbo mantiene buenas prestaciones).
  • Se extrañan las bolsas de aire de cortinas.
  • No tiene compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

Galería: GAC GS5

Autor
Darwin Bonilla
Geek y entusiasta de los autos

Deja un comentario

Deagencia